Las imágenes que pueblan mi infancia rememoran el silencio de la lluvia, la opresión eclesiástica, la textura de la monotonía, los tonos emocionales del color gris. Al hilo de estas palabras,  ahora, desde mi mirada de adulta, revisito mi infancia, la reelaboro, regreso a lugares anclados en el pasado y con ello intento darle una lectura distinta.